TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

El Trastorno de Estrés Postraumático aparece cuando la persona ha sufrido o presenciado un suceso traumático (violación, intento asesinato, secuestro, accidentes…) o una situación de amenaza excepcional (guerras, terrorismo…) o de naturaleza catastrófica (terremotos, inundaciones), en el que su vida o la de otras personas ha corrido grave peligro, o así lo ha percibido.

Comenzó a estudiarse tras la II Guerra Mundial, cuando los especialistas observaron que algunos soldados manifestaban ciertos síntomas de una manera más acusada que el resto de la población.

A partir de 1980, tras la Guerra de Vietnam, pasó a denominarse como Trastorno de Estrés Postraumático y se incluyó en los manuales diagnósticos, dentro de la categoría de Trastornos de Ansiedad.

No todas las personas afectadas por este tipo de situaciones desarrollan el trastorno, alrededor de un 25-30% de las que experimentan un suceso traumático acaban desarrollándolo. El TEPT no remite espontáneamente, se necesita ayuda profesional para afrontarlo y tratarlo.

Los síntomas que padece una persona afectada de TEPT son:

Reexperimentación de la situación traumática. Se revive el suceso de manera espontánea e involuntaria y de manera recurrente, sin que la persona pueda evitarlo. Aparecen flashbacks, pensamientos intrusivos, pesadillas u otras impresiones sensoriales, todo ello relacionado con el trauma.

Evitación de todo lo relacionado con el trauma. La persona puede evitar hablar de ello, a personas que tengan que ver con la situación, lugares en los que ocurrió el hecho… Pueden además encontrarse en un estado de embotamiento afectivo o insensibilidad emocional.

Hiperactivación. Esto incluye hipervigilancia, dificultades de concentración, problemas de sueño, estallidos de cólera sin motivo aparente, respuestas exageradas de sobresalto e irritabilidad.

Todos estos síntomas pueden indicar que la persona expuesta a la situación tenga un TEPT, pero los síntomas no siempre aparecen inmediatamente después del suceso traumático, pueden aparecer meses después. No obstante, el TEPT es un trastorno que tiene tratamiento, incluso aunque hayan pasado años desde el suceso traumático.

tept