TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

El trastorno de ansiedad por separación consiste en una ansiedad excesiva o inapropiada cuando el niño/a se aleja del hogar o de las personas con quienes está vinculado/a.  Los criterios que se deben cumplir para su diagnóstico son:

– Este malestar es excesivo y recurrente cuando ocurre o se anticipa la separación.

-Existe una preocupación excesiva u persistente por la posible pérdida de las principales figuras vinculadas o qué estas sufran un posible daño. Esta preocupación puede también extenderse a otras situaciones tales como la posibilidad de un acontecimiento adverso que dé lugar a la separación (extraviarse o ser secuestrado/a).

Resistencia o negativa persistente a ir a la escuela o a cualquier otro sitio por miedo a la separación. Igualmente puede aparecer resistencia a quedarse solo/a en casa, a dormir fuera de ésta o sin tener cerca a la persona  de referencia.

-Pueden aparecer pesadillas repetidas que tienen que ver con la separación.

-Pueden aparecer quejas repetidas de síntomas físicos (dolores de cabeza, de tripa, náuseas, vómitos) cuando se anticipa u ocurre la separación.

-La duración del trastorno debe ser por lo menos de 4 semanas.

El trastorno de ansiedad por separación puede aparecer tras alguna situación estresante (fallecimiento de un familiar, enfermedad, cambio de escuela, mudanza) y puede darse en edad preescolar y en cualquier momento durante la infancia.

Ante la duda, una consulta con un profesional nos ayudará a distinguir si los niveles de ansiedad son propios de la etapa del desarrollo en la que se encuentra el niño/a, o si están relacionados con este trastorno y, si existe, comenzar  su tratamiento.

Ansiedad por Separación