SER FELIZ…

¿Qué significa ser feliz? ¿Hay que ser feliz todo el tiempo? ¿Y si no me siento feliz…?

La felicidad y ser feliz son conceptos que están de moda, hay que buscar la felicidad y ser felices continuamente, y si no es así parece que estemos haciendo algo mal, pero realmente ¿qué significa ser feliz?

No hay una definición única de felicidad, según la Rae la felicidad es un “estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien”, “satisfacción, gusto, contento”….

Podemos decir que  hay tantas definiciones de ser feliz como de personas. Para unas personas la felicidad puede consistir en unas vacaciones con su familia, para otras en un ascenso, la compra de una casa nueva, conseguir un puesto de trabajo…

Entonces… ¿Se puede ser feliz todo el tiempo?

Podemos esforzarnos en ser felices todo el tiempo, pero en ocasiones tienen lugar situaciones que no siempre son buenas o agradables y, en esos momentos, forzarnos a ser felices como si no pasara nada puede llevarnos a todo lo contrario, a desesperarnos por no conseguirlo.

Un accidente, la muerte de un familiar, un despido, una separación…, son situaciones que no siempre dependen de nosotros, de lo que hagamos o sintamos.

Aceptar la parte injusta de la vida, aceptar emociones como el enfado, la rabia o la tristeza, que también son válidas. Son tan válidas como la alegría o la felicidad y no debemos renunciar a ellas ni esconderlas o negarlas. Nos ayudan a adaptarnos a estas situaciones, al cambio que suponen en nuestras vidas….

Por eso si mi meta personal es ser feliz (algo abstracto e indefinido) es posible que no llegue a alcanzarla y conseguir todo lo contrario.

Tal vez la felicidad consista en ir aceptando la vida, la parte injusta que no depende de nosotros, y la parte buena y satisfactoria. Disfrutar en esos momentos, que son diferentes en cada persona.

Y por supuesto querernos y aceptarnos como somos, con nuestros fallos y limitaciones, pero también con nuestras capacidades y fortalezas.

 tristeza y felicidad