PROCRASTINACIÓN

“El día 1 de Enero dejo de fumar, empiezo la dieta y me apunto al gimnasio”

La procrastinación consiste en postergar las tareas o actividades que tenemos que realizar, dejarlas para otro momento sabiendo que tenemos que hacerlas. En lugar de hacer lo que sabemos que tenemos que hacer nos entretenemos en otras cosas más agradables y gratificantes o lo alargamos indefinidamente en el tiempo. Estas situaciones pueden producirnos una sensación de ansiedad por las tareas incumplidas pendientes.

Normalmente puede que no suponga un trastorno, todos dejamos cosas sin hacer para otro momento, pero sí que en ocasiones puede convertirse en un problema que tiene que ver con la autorregulación y la organización de nuestro tiempo.

¿Y qué podemos hacer?…

Planifica tu tiempo. Organiza tu agenda, ponlo por escrito, fechas y plazos. Prioriza, no todas las tareas tienen la misma importancia. Pero se realista, dejar de fumar, apuntarse a un gimnasio y comenzar una dieta el mismo día es demasiado. Y ponte límites de tiempo.

Divide las tareas. Por ejemplo, divide los temas que tengas que estudiar para un examen por semanas, te resultará más fácil.

Establece rutinas y evita las tentaciones. Las rutinas ayudan a centrarse y no distraerse.

Comunica tus decisiones. Si adquieres un compromiso público, será más fácil que lo cumplas.

Recompénsate. Cuando cumplas tus objetivos, tus plazos para las tareas, date una recompensa!

imagesDK0UPX3Y