PRACTICA LA ASERTIVIDAD EN FAMILIA

Tu hijo acaba de llegar a cenar, pero una hora más tarde de lo que habíais quedado. No ha llamado para avisar que se retrasaría.

Como padre o madre puedes actuar de tres maneras diferentes: te enfadas y en ese mismo momento le castigas sin salir un mes, evitas la situación como si nada hubiera pasado o te comportas  de manera asertiva.

¿Cómo ser asertivo/a en esta situación?

Primero pregúntale qué ha ocurrido, déjale que se explique, aunque estés a punto de estallar, respira profundamente e intenta mantener la calma.

Evita las generalizaciones y las etiquetas: “Siempre haces lo mismo”, “Nunca llegas a la hora”, “Eres un irresponsable”…

Hazle ver cómo te has sentido, habla desde el yo: “He estado muy preocupada porque pensaba que podía haberte pasado algo”.

Dile  de manera clara que es lo que te gustaría que hiciera si la situación se repite: “La próxima vez, si vas a llegar tarde, avísame por favor”.

Deja claro  que si la situación se vuelve a repetir habrá una consecuencia, y aclara cual será: “Si llegas tarde sin avisar, el próximo día vendrás una hora antes”.

 Busca el equilibrio, practica la asertividad.

9033681-equilibrio-de-bolas-en-la-plancha-de-madera