EL “VAMPING”

http://www.eitb.com/es/television/programas/etb-hoy/videos/detalle/2600948/video-que-es-vamping-como-deben-actuar-padres/

En estos últimos meses se ha comenzado a hablar de la moda del “vamping” (permanecer despierto por la noche chateando, colgando fotos, jugando a videojuegos, utilizando las redes sociales…) entre adolescentes. No debemos alarmarnos, este fenómeno no es nuevo, y no sólo afecta a los adolescentes…, muchos adultos lo hacen, ¿quién no se ha quedado alguna vez hasta tarde conectado?, bien sea buscando información en internet, utilizando el whatsapp…

Dejando a un lado la cuestión de si es una moda, y sin alarmismos (ni parece tan generalizado, ni es un fenómeno tan nuevo), la cuestión que debemos plantearnos es cómo esto afecta a los menores, a su calidad de sueño y de vida. Por la etapa en la que se encuentran deberían dormir entre 8 y 9 horas diarias, si no es así su rendimiento, su humor e incluso su salud pueden verse afectados.

Establecer unos límites horarios de uso, hacerles ver la importancia de momentos de desconexión, y en este caso, la importancia del tiempo y calidad de sueño para su salud. Sin alarmarnos, pero siendo conscientes para evitar un uso abusivo que podría resultar perjudicial. Dejar todos los teléfonos en un lugar común de la casa por las noches, desconectar la conexión a Internet, apagar los móviles… son algunas de las estrategias que podemos utilizar.

También se pueden llevar a cabo actividades en familia dejando los móviles en casa, acostumbrarse a estar completamente desconectados, y en esto, como en todo lo anterior tenemos mucho que ver los adultos, nuestro ejemplo es básico, y además es tan beneficioso para nosotros como para ellos… Difícilmente podremos hacerles ver lo importante que es desconectar si nosotros no lo hacemos.

Hay que tener en cuenta que los adolescentes han incluido las Nuevas Tecnologías en su vida, están ahí desde que han nacido, no distinguen entre vida online y vida offline. Se comunican, se relacionan y se divierten a través de ellas. Por ello es básico que desde las familias nos acostumbremos a fomentar un buen uso de éstas, sin esperar a una edad, desde que comienzan a utilizarlas. Las Nuevas Tecnologías no son malas, es el uso que se haga de ellas lo que puede resultar perjudicial. Educar desde la infancia en cuestiones como privacidad, respeto, y límites de uso es una cuestión que ya no podemos dejar a un lado.

images967HRHGO