EL GROOMING, QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLO

El Grooming consiste en el acoso por parte de un adulto a un menor a través de las Nuevas Tecnologías (redes sociales, whatsapp, skype, videojuegos online…).

El adulto se hace pasar por un menor utilizando fotos y formas de hablar de éstos, les engatusa y engaña con la finalidad de conseguir un dato, una foto comprometida… con la que a partir de entonces chantajearles y amenazarles (“Si no me das más se lo diré a tus padres”, “enviaré tu fofo desnudo a todos tus contactos”…) para conseguir más, e incluso en ocasiones con la intención de mantener un encuentro. Puede ser la antesala de un abuso sexual.

Lo que en un principio comenzó como una posible amistad se convierte para los menores en una espiral de extorsión y chantaje de la que es difícil escapar. La vergüenza, falta de confianza, miedo a contarlo, hace que no encuentren la forma de salir de la situación y contarlo a un adulto que pueda ayudarles.

Qué podemos hacer para prevenirlo

  • Hablarles de ello es fundamental, hablarles de los riesgos, dejarles claro el concepto de que NO todo el mundo es quién dice ser en Internet. Esto no significa volverles desconfiados o atemorizarles, significa hacerles conscientes de lo que puede ocurrir, que no les pille por sorpresa.
  • Es igualmente importante hacerles ver y que sean conscientes de que una vez que un dato o foto sube a la red escapa a nuestro control, que piensen antes de publicar o enviar, tanto sus fotos y datos como los de los demás.
  • Educarles en el buen uso de las Nuevas Tecnologías (que para ellos/as no son nuevas, no distinguen entre vida online-offline) desde que comienzan a utilizarlas. Hablarles de los riesgos, del buen uso, de conceptos como privacidad, identidad digital, respetoNo pensemos que porque las utilicen constantemente lo hagan de modo correcto.
  • Mantener un diálogo constante sobre estos temas, utilizando cualquier recurso que esté a nuestro alcance (noticias, páginas web…) Interesarnos por lo que hacen, cómo se manejan en las redes, sus perfiles…  no sólo en este ámbito, también por sus amistades, sus gustos . Dejarles muy claro que siempre pueden contar con nuestra ayuda.

¿Y si sospecho  que le puede estar sucediendo?

Existen indicadores que pueden hacernos sospechar que algo está ocurriendo (cambios de humor, cambios en sus hábitos, se aíslan, se sobresaltan al recibir mensajes…) No debemos tener miedo a preguntarles, y si es así, si están siendo acosados/as mostrarles TODO nuestro apoyo, no juzgarles. Lo principal es asegurarles protección, parar la situación de acoso, siempre intentando mantener la calma, sin alarmarnos.

Deben sentir que ya ha acabado el acoso, que están protegidos, que la situación ha terminado.

Se debe valorar la necesidad de prestar apoyo psicológico, han estado sometidos a altos niveles de estrés, chantaje emocional, miedo… y pueden necesitarlo.

Y no olvidarnos de que a partir de este momento se pueden tomar medidas legales (denunciarlo) para que la persona acosadora sea identificada y así evitar nuevos casos.

Imagen2