CONSEJOS PARA RESOLVER CONFLICTOS MENORES

En todas las familias surgen conflictos menores. Son aquellos que aparecen de manera puntual y que no tienen mayor trascendencia. Quién no ha discutido alguna vez por elegir el programa de televisión o por  utilizar antes el baño.

Para resolver estos pequeños conflictos de la vida cotidiana sin que nos suponga un gasto extra ni de tiempo ni de esfuerzo, os dejamos unos pequeños pero útiles consejos.

  • Cara/cruz: si un hijo/a quiere ver un programa de televisión y otro quiere ver otro, a       la misma hora, se podrá echar  a suertes.
  • Olvidar: cuando el tema no merece la pena, evitar rizar el rizo y hacer de cualquier situación un motivo de confrontación.
  • Marcharse: tomar tiempo y resolver el problema en otro momento más oportuno.
  • Dar la razón: saber reconocer la propia equivocación y ser capaces de dar la razón al otro.
  • Pedir perdón: enseñar a los niños y niñas a pedir perdón cuando se dan cuenta de que lo han hecho mal. Se enseña dando ejemplo.
  • Reírse: a veces reírse soluciona cosas de forma sorprendente y relaja mucho tensiones y ambiente. No olvidar el sentido del humor al educar.

12