COMO COMUNICARSE CON LOS PACIENTES

De todas las relaciones que establecemos en nuestra vida cotidiana quizás sea la relación médico-paciente una de las más significativas, puesto que al médico le entregamos nuestro bien más preciado: la salud.

La relación médico paciente es un pilar fundamental de todo acto médico, sin embargo el enfoque actual de los sistemas de salud que buscan productividad ha cambiado el término paciente por el de usuario o cliente.

El lenguaje científico-técnico que dominamos los profesionales sanitarios (médicos, enfermeros/as, psicólogos/as…)  constituye en la relación con el paciente un problema comunicativo. Es por ello que comunicarnos con los pacientes debería ser para nosotros tan importante como saber medicina, enfermería o psicología.

La comunicación verbal no es el único mecanismo en esta relación, la actitud, la  expresión y los movimientos corporales forman parte de la comunicación no verbal. Y un gesto tan simple como mirar a los ojos de las personas que atendemos puede mejorar la calidad asistencial.

Tratamos con personas, no con cosas. Si nos hacemos conscientes de ello además de sentirnos bien alguien nos estará eternamente agradecido.

Por todo esto, tratar a todo paciente como si fuera un ser querido o como quisiéramos ser tratados debe ser la regla esencial. Con este propósito  surgen iniciativas  como “diferénciate”  con el objetivo de humanizar, que no es poco, y trasmitir confianza, respeto y seguridad.

Gracias a los sanitarios que si están al lado del paciente, que le miran a los ojos, que le permiten  llorar, que le agarran de la  mano.

 Y porque hay veces que una imagen vale más que mil palabras, no os perdáis este video:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=BrsWWkIRTnY[/youtube]