AEROFOBIA

Viajar en avión es cada vez más habitual, ya sea por motivos de trabajo o por ocio. Pero para un alto porcentaje de personas este acto puede suponer un auténtico problema.

La aerofobia es el miedo persistente, anormal e injustificado a volar o a los aviones.

Puede ser una fobia por sí misma, o puede ser una manifestación de otras fobias como la claustrofobia (miedo a espacios cerrados) o la acrofobia (miedo irracional a las alturas).

Taquicardias, mareos, vértigos, temblor de manos, sudoración, dificultad para respirar y angustia son algunos de los variados síntomas que sufren quienes padecen aerofobia.

Para la mayoria de la gente estos sintomas no son tan fuertes como para dejar de volar, pero la aerofobia puede llegar a limitar la vida cotidiana de la persona que la padece, afectando en áreas laborales, en el ocio, en la familia… puesto que les impide coger un avión.

Que podemos hacer para superarla:

1.Busca Información sobre los aviones y su  funcionamiento. El avión es uno de los medios de transporte más seguros, están sometidos a estrictas normas de seguridad, control y mantenimiento periódico.

2.Trata de viajar acompañado. En caso de que tengas que hacerlo solo, habla con el resto de pasajeros o con la tripulación, es bueno poner en palabras tu  miedo.

3.No consumas estimulantes antes del vuelo. El café, el alcohol… no son buenos acompañantes de viaje. En su lugar bebe agua y come algo ligero antes del vuelo.

4.Procura llevar ropa cómoda y ligera. Y a lo largo del viaje da paseos, no te quedes todo el viaje sentado.

5.Utiliza técnicas de relajación y respiración.

6.Distrae la mente. Escuchar música tranquila, leer, ver una película… pueden ayudar.

7.Trata de sustituir los pensamientos negativos acerca de lo que ocurrirá, por pensamientos positivos.

8.Antes de tomar cualquier somnífero o  tranquilizante, consulta con tu médico.

Si sientes que la aerofobia te limita en tu vida diaria y que todo lo que has intentado no ha servido de nada, no dudes en acudir a terapia, es posible superarlo. En la mayoría de los casos el tratamiento es sencillo y de poca duración.

Afronta tus miedos, no dejes que te limiten!

aerofobia[1]