6 PASOS QUE TE AYUDARÁN A CUMPLIR TUS PROPÓSITOS PARA EL 2016

Llega el nuevo año y, como en los anteriores, nos llenamos de buenos propósitos: dejar de fumar, hacer dieta, aprender un idioma, hacer deporte… Y claro, como todos los años, para cuando llega el mes de febrero hemos abandonado nuestros objetivos, con desesperación y sentimiento de culpa: “siempre hago lo mismo”,” no hay manera”, “soy un desastre, no consigo nada de lo que me propongo” …

Lo que suele ocurrir en estos casos es que fallamos al plantearnos los objetivos, no son realistas, nos falta motivación, son difíciles de medir… Sea lo que sea la cuestión es que nos frustramos y acabamos abandonando a veces incluso antes de empezar.

Vaya por delante que no vamos a darte una fórmula mágica, por desgracia no existe. Vamos a intentar ayudarte a ver qué es lo que ha fallado en otras ocasiones y cómo puedes hacerlo esta vez para conseguirlo.

-Primera cuestión ¿Cuál es el motivo? ¿Para qué o por qué lo haces? En este primer paso hay que sincerarse, ¿lo hago porque yo quiero o es una cuestión impuesta? ¿quiero dejar de fumar o es que me lo dice todo el mundo? ¿quiero aprender inglés o lo necesito porque me lo han pedido en el trabajo? Porque tal vez yo no quiero adelgazar, pero todo el mundo me está diciendo que me sentiría mejor…

Si es así, si la motivación no es nuestra puede ser una de las causas por las que abandonamos. Analiza porque o para que lo has intentado, tal vez no sea el momento, o tengas que encontrar un motivo diferente…

Se realista. Este es otro de los puntos clave. Si nunca he hecho ejercicio salir todos los días a correr no es realista, voy a cansarme y desmotivarme, e incluso lesionarme. Dejar de fumar de la noche a la mañana si fumo veinte cigarros al día va a ser difícil, o adelgazar 20 kilos en 6 meses…. Plantéate objetivos realistas, que puedas cumplir.

Plantéate objetivos que se puedan medir, para saber si has logrado alcanzarlos. Adelgazar, comer sano, hacer ejercicio, ser feliz… ¿puedes medirlos? No, y claro, si no puedes saber si lo has logrado te vas a desanimar. Perder 1 kilo al mes, comer tres piezas de fruta al día, salir a caminar veinte minutos cada dos días… esto si lo puedes medir y por lo tanto sabrás si lo has conseguido.

Divide tus objetivos finales en objetivos más pequeños, por ejemplo, tu objetivo puede ser dejar de fumar, pero comienza rebajando los cigarros que te fumas al día, no es momento de correr, vete poco a poco, así, cada vez que cumplas tu pequeño objetivo te sentirás bien y con más motivación para continuar. Tu objetivo final puede ser salir a correr todos los días, pero puedes comenzar planteándote caminar veinte minutos al día hasta que vayas cogiendo el ritmo.

Coge papel y lápiz y un calendario. Marca las fechas y los objetivos. Así sabrás si lo que tienes que hacer y en qué plazo. Sigue el punto anterior, adelgazar 5 kilos en 5 meses puede ser realista y es medible pero el plazo es demasiado largo. Ponte medio kilo cada quince días, o fuma dos cigarros menos al día cada semana…

Cada vez que lo consigas felicítate y, por supuesto, date un premio, el que sea que necesites o quieras, pero prémiate por haberlo conseguido, lo has logrado! Y así cada vez, cada vez que cumplas uno de los plazos, aumentará tu motivación cada vez que lo consigas y te sentirás con fuerzas y ánimo para seguir.

Y, si no lo consigues, analiza los puntos anteriores, ¿por qué lo hago? ¿Cuál es mi objetivo? ¿Es realista? Seguramente alguno de los puntos anteriores no está bien planteado.

Empieza  desde el principio, analiza los pasos, cambia los objetivos o los tiempos y vuelve a intentarlo, ¡seguro que podrás conseguirlo!

objetivos