Mes: abril 2016

Inteligencia Emocional, Prevención, Salud

7 RUTINAS DIARIAS QUE HARÁN TU VIDA MÁS PLACENTERA

Nos hemos acostumbrado a vivir deprisa, sin tiempo, con estrés, ansiedad. Al salir del trabajo solo podemos pensar en llegar a casa y sentarnos en el sofá, sin ganas de hacer nada más. Bien sea por cansancio “mental”, o físico, nos dejamos llevar y al final de la semana nos damos cuenta de que no hemos hecho otra cosa que trabajar… Hay una serie de rutinas que puedes practicar para cuidarte y no desgastarte. En un principio puede parecer difícil encontrar tiempo para todo, al fin y al cabo el día solo tiene 24 horas… Pero si no puedes hacerlas todas en el día puedes alternarlas, combinarlas de la manera que te resulte más fácil.  Aquí te dejamos las 7 rutinas diarias que harán tu vida más placentera: Planea tu día con un tiempo de desconexión y descanso, no todo es trabajar, ni vas a rendir más por no desconectar, […]

Crianza, Familia, Inteligencia Emocional

COMO GESTIONAR LAS EMOCIONES EN FAMILIA: EL MIEDO

El miedo es la emoción que se da como reacción ante un estímulo que percibimos como amenazante, y que puede ser real o no. Imagina que eres una cebra y estás tranquilamente pastando en la sabana, de repente aparece un león, pero tu no tienes emociones, ni te alteras, ¿qué pasaría? Pues si, que el león te comería, fin de la historia. Si hubieras sentido miedo habrías salido corriendo y te hubieras salvado, en este caso el miedo te hubiera salvado la vida. No somos cebras ni estamos en la sabana, pero hoy en día no es tan difícil encontrarse “leones” … Por eso siempre decimos que las emociones no son buenas ni malas, son necesarias y nos ayudan a sobrevivir. Y, en este caso, el miedo es una emoción a la que damos una connotación negativa, se engloba dentro de las “emociones malas”, pero el miedo lo que hace […]

Comunicación, Crianza, Familia

UN NUDO EN LA SÁBANA

“En la reunión de padres de familia de una escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. Ella entendía que aunque la mayoría de los padres de la comunidad eran trabajadores, debían encontrar un poco de tiempo para dedicar y pasar con los niños. Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana. Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo y cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya estaba acostado. Explicó además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia. Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba reemplazar esa falta dándole un beso todas las noches cuando llegaba a su casa y […]