Mes: marzo 2016

Inteligencia Emocional

LA TEORÍA DEL BALDE DE CANGREJOS

Existe algo muy curioso que se llama “The crab bucket theory”, es decir “La teoría del balde de cangrejos”. En resumidas cuentas dice que los cangrejos son seres tan peculiares que si estuviesen solos, cada uno de ellos podría salir con facilidad del balde, pero cuando junto a ellos hay otros cangrejos estos se agarran a aquel que quiere salir y se lo impiden. ¿No os ha pasado alguna vez que cuando por fin te decides a emprender o cumplir algún sueño y te encuentras lleno de motivación, de repente aparecen personas que con terribles comentarios se esfuerzan por hacer que abandonéis vuestros sueños? Incluso cuando la persona está llena de confianza y seguridad en sí misma aparecen, no de forma directa, sino disfrazados de preocupados consejos argumentos que tratan de arruinarnos: “¿Estás seguro de eso?” “Si yo fuera tú me andaría con cuidado”, “No tienes la edad, la forma […]

Crianza, Educación, Familia, Inteligencia Emocional

COMO GESTIONAR LAS EMOCIONES EN FAMILIA: LA TRISTEZA

La tristeza es una emoción básica, y como el resto de las emociones, no es buena ni mala, es necesaria para sobrevivir. La tristeza aparece ante la pérdida de algo o de alguien, o como respuesta a una situación desagradable y hace que nos sintamos sin ganas, con desánimo, sin alegría, con ganas de llorar. En los niños y niñas se puede manifestar también con conductas irritables y quejas somáticas (dolor de cabeza, dolor de tripa…). Normalmente en las familias esta emoción es motivo de angustia, como padres y madres la preocupación principal es que nuestros hijos/as no sufran e intentamos evitar la tristeza, ocultando situaciones y, si aparece, nos cuesta gestionarla, no sabemos qué hacer… Es verdad que nos gustaría que estuvieran felices, sin preocupaciones, alejados/as de todo aquello que pueda hacerles sentir mal, pero, la realidad es que en la vida existe la tristeza. Van a vivir  situaciones […]

Qué es..., Salud

HIPOCONDRÍA

Según el DSM IV la Hipocondría es la preocupación y el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de uno o más síntomas somáticos (cualquier síntoma percibido en el cuerpo). Las preocupaciones de la persona hacen referencia a funciones corporales (latido cardíaco, sudor o movimientos peristálticos), a anormalidades físicas menores (pequeñas heridas, tos ocasional) o a sensaciones físicas vagas y ambiguas (“corazón cansado”, “venas dolorosas”). La persona atribuye estos síntomas  o signos a la enfermedad temida y se encuentra muy preocupada por su significado, su autenticidad y su etiología. Las personas que sufren este trastorno pueden alarmarse con la lectura o los comentarios sobre enfermedades, con las noticias de que alguien se ha puesto enfermo o incluso por la observación de lo que ocurre en su propio cuerpo. Esta preocupación se convierte a menudo en la característica central de la […]